Saltar al contenido.

¿De verdad existe un universo paralelo más allá de nuestra comprensión?

El reciente descubrimiento de la NASA y su implicación para la ciencia

Por Axel Vite

Hace unos días comenzó a circular una noticia donde se aseguraba que la NASA encontró la evidencia de un universo paralelo coexistiendo con el nuestro incluso cuando no seamos conscientes de ello, sin embargo, la aseveración podría ser no tan acertada cuando se analizan los hechos desde una perspectiva más compleja. 

Primero debemos comprender que la física moderna ha registrado y estudiado determinado número de partículas y sus investigaciones se concentran en la observación minuciosa: cómo se comportan o interactúan entre ellas, con la materia o el vacío. Desde la escuela preparatoria nos hablan de las más comunes: protones, neutrones, electrones… y luego se encuentran los muones, quarks y neutrinos (no son las únicas, por supuesto).

Entre estos últimos, el neutrino es una partícula muy especial porque tiene la facultad para atravesar la materia (de forma muy resumida); esto quiere decir que miles de millones de neutrinos atraviesan el planeta Tierra cada día. Se conoce esta propiedad gracias a los estudios que hoy en día se llevan a cabo, y es en este tipo de investigaciones donde se presentó el reciente descubrimiento: utilizando la Antena Transitoria Antártica de la NASA (ANITA por sus siglas en inglés), científicos detectaron un neutrino que mostraba una conducta particular: en vez de llegar desde el espacio exterior, provenía de la Tierra. Es decir, parecía ser una partícula por completo distinta.  

EL ORIGEN DE LA MENTIRA

Al parecer, la noticia comenzó a circular en un diario inglés mientras se citaba un artículo de Peter Gorham, científico que no trabaja para la NASA sino en la universidad de Hawaii en Estados Unidos y es responsable de ANITA. En dicho trabajo, según se sabe, ya se reportaba la aparición de una nueva partícula que provenía del suelo y no del espacio exterior, y donde los participantes señalarían la posibilidad de un universo paralelo respaldándose en las propias teorías de Peter Gorham incluso cuando este jamás mencionó de forma abierta la existencia de tal universo.

Dada la tendencia del ser humano a difundir toda clase de información sin antes corroborar los hechos, la nota original comenzaría a provocar curiosidad y exaltación replicándose en otros medios bajo la misma premisa, pero sin una declaración oficial sustentada en métodos científicos.  Por lo tanto, y aunque todos podríamos sentirnos decepcionados, debemos aceptar que la nueva partícula nos permite establecer acaso un nuevo modelo para la física y otras propiedades de los neutrinos, pero no la existencia de este “multiverso” (lo sentimos Spider-man).   

Notas relacionadas:

Síguenos en redes sociales:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: